Una boda en el campo rodeados de frutales en Lleida

 
Rodeados de árboles frutales, ahí se querían casar. En la finca donde trabajan donde se conocieron donde han pasado mucha parte de sus vidas, no podía haber sido un sitio con más significado para ellos.
Claro ahí no había nada... montarlo desde cero era un gran reto, pero se pusieron en las manos de Bodas de Cuento y todos sus sueños se hicieron realidad , diseño , decoración , organización.... todo impecable, y como no, unas preciosas flores de Studio Floral.
Montse y Mario derrochaban alegría de poder vivir lo que casi no se podían imaginar.
.